Cocinando hamburguesas y papas fritas

Actualización: «Cocinando empanadas de queso» (2016-09-02)

Un buen amigo al que también le gusta cocinar me invitó a su casa mostrarme su modo de preparar hamburguesas. Mi padre y otro amigo se unieron a la ocasión.

Ah, los albores de la corta y estimada vida de una hamburguesa.

Quizás pienses que esto sea lo más sencillo del mundo, pero si esto fuese cierto entonces todas las hamburguesas del mundo sabrían igual y serían deliciosas. Bien sabes que no es así.

Nada es lo mismo cuando tienes tu propia parrilla.

Además de las hamburguesas, también comimos papas fritas con un simple aditivo, sal, aunque en alguna otra ocasión me gustaría añadir albahaca en polvo.

No las comimos sin salsa. Esto es solo la muestra de cómo debe verse una torta bien cocida.

Mi amigo nos sirvió las hamburguesas de tal modo que nosotros mismos nos servimos la fresca lechuga y la salsa. En realidad este fue un buen servicio porque así pudimos, en cierta manera, preparar las hamburguesas a nuestro propio gusto.

La salsa secreta: mayonesa y mostaza mezcladas. Es más conveniente que cada comensal la añada a su gusto.

Con la llegada de la tarde también vino la hora del café, pero lo que comimos con el café lo diré en otro momento.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Allan Aguilar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 3.0 Unported.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s