Borrando archivos borrados

Recientemente leí una noticia sobre una maestra argentina que prestó su memoria USB a sus alumnos con la tarea, pero estos lograron obtener fotografías íntimas de la maestra. No solo eso, sino que los muy traviesos crearon un vídeo con estas fotografías y lo distribuyeron a otros alumnos. Lo más impresionante de esto es que las fotos ya habían sido borradas de la memoria USB.

Actualmente existe una multitud de programas informáticos que permiten recuperar archivos borrados de un disco duro o memoria USB, por lo que si crees que por haber vaciado tu papelera de reciclaje entonces ya no hay evidencia te equivocas sobremanera.

No tiene por qué preocuparnos únicamente unas fotografías íntimas, sino también datos personales que puedan ser utilizados para suplantación de identidad y fraude, documentos con información financiera como el historial de crédito o de compras, contraseñas, registros de conversaciones en línea, obras originales que alguien más podría publicar antes que tú e incluso obtener dinero por ello, etc. Hay tanto que, aunque no sea ilegal ni dañino, no deseamos compartir con nadie ni mucho menos aceptar que cualquiera logre obtenerlo aun después de haber sido borrado.

¡Vengo al rescate, pues te enseñaré cómo evitar el terrible acontecimiento que le ocurrió a la maestra! Para esto usaremos la utilidad de discos de GNOME: a la hora de formatear, solamente hay que elegir la opción de borrado lento. Esto sobreescribirá ceros en todo el disco hasta llenarlo antes de borrarlo. Su objetivo es evitar tanto como se pueda la recuperación de archivos borrados, pues tras esto el atacante únicamente verá un solo archivo lleno de ceros ocupando todo el espacio del disco.

Se ha escogido la opción de borrado lento. Imagen por David Zeuthen / GPL 2

Hay recursos más avanzados que este, pero aun así es muy efectivo. Téngase en cuenta que todo el proceso es muy lento. En el siguiente ejemplo lo ejecuté en una memoria USB de 8.0 GiB y puede verse que tardó aproximadamente 30 minutos.

Puedes aprovechar para tomar el té o salir a pasear mientras esperas, aunque en tu caso esto puede variar. Imagen por David Zeuthen / GPL 2

[Foto en portada por LearningLark / CC BY 2.0]

Creative Commons License
El texto de esta publicación por Allan Aguilar se encuentra bajo la Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s