Se permite la libertad de panorama en Bélgica

El 15 de julio se aprobó una ley en Bélgica que permite la libre reproducción fotográfica de obras de arte y arquitectónicas ubicadas en sitios públicos. Por libre se refiere a que se podrá hacer uso comercial de las fotografías y se podrán publicar bajo cualquier condición que el fotógrafo quiera, reconociéndose sus derechos de autor sobre la obra. Anteriormente solo se permitía el uso personal de estas fotografías.

Este cambio de ley representa una enorme oportunidad para los fotógrafos que publican sus obras en Wikimedia Commons, un proyecto Wikimedia donde tales libertades son requeridas. Gracias a esto, 453 imágenes que fueron borradas de Wikimedia Commons ya han sido restauradas, enriqueciendo a Wikipedia, a Wikiviajes, y a cualquier persona que desee reutilizar estas fotografías.

El artículo XI.190 del Código de Ley Económica de Bélgica ahora dice que el autor no puede prohibir […] la reproducción y la comunicación de las obras públicas de plástico, gráficos o de arte arquitectónico diseñadas para ser puestas permanentemente en lugares públicos.

Actualmente hay más de 1400 fotografías publicadas en Wikimedia Commons con la marca de libertad de panorama de Bélgica.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Allan Aguilar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Encabezado e imagen 1: Till Niermann, MAS Antwerpen facade 1, CC BY-SA 3.0
Imagen 2: Photo by CEphoto, Uwe Aranas , Antwerp Belgium Lange-Wapper-01, CC BY-SA 3.0
Imagen 3: Tuxyso, Hochhaus-Boerentouren-Antwerpen-2012, CC BY-SA 3.0
Imagen 4: © Hans Hillewaert / CC BY-SA 4.0, Sunset – Oostende, CC BY-SA 3.0

Anuncios

Evitando la recuperación de archivos borrados en Debian GNU/Linux

Recientemente leí una noticia sobre una maestra que prestó su memoria USB a sus alumnos con la tarea, pero estos lograron recuperar fotografías íntimas de la maestra. No solo eso, sino que los muy traviesos crearon un vídeo con estas fotografías y lo distribuyeron a otros alumnos. Lo más impresionante de esto es que las fotos ya habían sido borradas de la memoria USB.

Actualmente existe una multitud de programas informáticos que permiten recuperar archivos borrados de un disco duro o de una memoria USB, así que si crees que por haber vaciado tu papelera de reciclaje ya no hay evidencia entonces te equivocas sobremanera.

No tiene por qué preocuparnos únicamente algunas fotografías privadas, sino también datos personales que puedan ser utilizados para suplantación de identidad y para fraude, documentos con información financiera como el historial de crédito o de compras, contraseñas, registros de conversaciones en línea, obras originales que alguien más podría publicar antes que tú e incluso obtener dinero por ello, etc. Hay tanto que, aunque no sea ilegal ni dañino, no deseamos compartir con nadie ni mucho menos aceptar que cualquiera logre obtenerlo aun después de haber sido borrado.

Relacionado: «Instalando la utilidad de discos de GNOME en Debian GNU/Linux» (2016-06-20)

Te enseñaré cómo evitar el terrible acontecimiento que le ocurrió a la maestra. Para esto usaremos la utilidad de discos de GNOME en Debian GNU/Linux: a la hora de formatear, solamente hay que elegir la opción de borrado lento. Esto sobreescribirá ceros en todo el disco hasta llenarlo antes de borrarlo. Su objetivo es evitar tanto como se pueda la recuperación de archivos borrados, pues tras esto el atacante únicamente verá un solo archivo lleno de ceros ocupando todo el espacio del disco.

Se ha escogido la opción de borrado lento

Hay recursos más avanzados que este, pero aun así es muy efectivo. Téngase en cuenta que todo el proceso es muy lento. En el siguiente ejemplo lo ejecuté en una memoria USB de 8.0 GiB y puede verse que tardó aproximadamente 30 minutos.

Puedes aprovechar para tomar el té o salir a pasear mientras esperas, aunque esto puede variar.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Allan Aguilar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.

Encabezado: LearningLark, The House of Leaves – Burning 4, CC BY 2.0
Imágenes: David Zeuthen, GNOME Disks, GPL 2

¡Líbrame, Señor, de estos celos! · La Ley de los Celos: Números 5,11-31

El predicador evangélico Manuel Antonio Aguilar Cubillo expuso el 26 de junio sobre la Ley de los Celos, una ley presente en Números 5,11-31. Este sermón fue predicado en la Iglesia de Dios Casa de Oración en Ciudad Quesada, Costa Rica.

¡Líbrame, Señor, de estos celos! expone cómo se debe actuar cuando se siente celos respecto al cónyuge, las consecuencias de la infelidad sexual y las formas de lidiar con esta, y la bendición de la fidelidad hacia el cónyuge.

Puedes descargar el bosquejo en formato PDF haciendo clic aquí. El audio del sermón completo está disponible en https://archive.org/details/ley-celos

Licencia Creative Commons
Esta obra de Allan Aguilar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.

Un editor de Wikipedia en español publica el artículo n.º 100 000 traducido con Content Translation

Crying, Waiting, Hoping es una canción escrita por Buddy Holly, considerado uno de los pioneros del rock and roll.

El artículo Crying, Waiting, Hoping en Wikipedia en español es el artículo número cien mil generado con la herramienta Content Translation. Esta herramienta permite a los editores traducir, párrafo a párrafo, artículos que ya existen en otros idiomas de Wikipedia.

Yo mismo he creado algunos artículos de esta manera, traduciendo del inglés y el alemán, y, aunque no es el estilo al que estoy acostumbrado, considero que se trata de una herramienta muy práctica, especialmente para traductores que dan sus primeros pasos en Wikipedia.

No pude evitar felicitar al creador de este artículo, traducido del inglés. Su alias es LeoBoca, y es oriundo de Argentina. Y aunque en su versión original aún debía mejorarse, el artículo existe gracias a que Content Translation existe. La Fundación Wikimedia publicó un vídeo para celebrar la ocasión:

Licencia Creative Commons
Esta obra de Allan Aguilar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución 4.0 Internacional.

Encabezado: Dietmar Rabich, Los Angeles (California, USA), Hollywood Boulevard, Buddy Holly — 2012 — 4994, CC BY-SA 4.0
Imagen: BuddyHolly1959(cig)

Batman vs Superman: El origen de la justicia (edición extendida)

La llamada Ultimate Edition es una edición extendida de Batman v Superman: El origen de la justicia. Pero no hablaré sobre lo mala que muchos dicen que es la película ni sobre lo mucho que me gustó porque pienso que ocurrió tal como debía y que se desarrolla de manera perfecta para las potenciales secuelas.

En cambio, solo comentaré las escenas nuevas. Hay más nudismo gracias a las tomas donde los únicos personajes en pantalla son Clark Kent (Henry Cavill, sin camisa) y Bruce Wayne (Ben Affleck, sin nada, pues estaba en la ducha). No bastaba con decir que Cavill y Affleck subieron mucho de peso muscular, sino que había que demostrarlo exclusivamente en la edición extendida.

El exoesqueleto con el que Batman enfrenta a Superman

En cuanto a Lois Lane (Amy Adams), vemos a un personaje femenino mucho más fuerte, doblemente osada en su labor de periodista, haciendo más preguntas y averiguaciones. Kent (no como Superman sino como el reportero oriundo de Smallville) también hace más preguntas, y tras una breve entrevista termina convencido de que Batman debe ser detenido a la fuerza.

En Nairomi (un país africano ficticio) el complot contra Superman se extiende a manos del villano Anatoli Knyazev (Callan Mulvey), demostrando no solo su brutalidad sino la extensión del poder del joven Lex Luthor (Jesse Eisenberg). Hablando de Luthor, ¿qué es ese «demonio» que él ve en los archivos de Krypton? Y dado que también se revela que Batman enviará a Luthor al Manicomio Arkham, supongo que regresará casi igual de poderoso pero más loco, posiblemente como aliado del Joker en la secuela Escuadrón Suicida.

Licencia Creative Commons
Esta obra de Allan Aguilar está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-SinDerivar 4.0 Internacional.

Imagen: William Tung, IMG_4726, CC BY-SA 2.0